INDAGATIO, INTELLEGENTIA ET HIERARCHIA

noloaller@hotmail.com

hoguera-copia

EL PASADO SE ASESINA
EN CADA PASO HACIA EL FUTURO.
CORRAMOS,
SACIEMOS NUESTRA SED
EN LAS AGUAS VENIDERAS
DEL AMOR, DE LA LITERATURA,
DE LA RAZÓN, DE LA CIENCIA
Y DE LA NADA INFINITA Y ETERNA.

 

2.017

-Seleccionado en el XI Premio Orola – Publicado en la Antología del XI Premio Orola “Facer Españas”. Editorial Orola, Madrid. ISBN:978-84-938955-7-0

SUS CALLES

Ya no reconozco las calles.
Mis calles.
En las que correteábamos cuando éramos niños en los tiempos en que los automóviles no dominaban el asfalto, donde había asfalto, y la tierra de los solares, aunque pelada y sin árboles, era escenario de las más grandes aventuras o de las más apasionantes partidas de canicas en torno al gua. Por las que paseábamos como novios ideando mundos futuros que protagonizarían nuestros hijos como dueños de aquellas rúas y de nuestros sueños.

Ya no reconozco las calles.
Mis calles.
En las que vimos crecer a nuestros hijos y envejecer a nuestros mayores. En las que cada mañana el Sol era una promesa de libertad y progreso. En las que la Luna en cuarto creciente auguraba más luminosas noches sin miedo a oscuras creencias. En las que todos caminábamos al unísono sin necesidad de que nadie avanzase delante ungido por poderes usurpados, en las que nadie debía ir dos pasos detrás de nadie por quién sabe qué viejas normas santificadas.

Ya no reconozco las calles.
Mis calles.
Ahora ensombrecidas por extrañas tradiciones y sepultadas en dementes supersticiones atávicas, habitadas por bocas cerradas que propagan silencios ordenados por milenarias escrituras inamovibles, usurpadas por derechos recientes que se imponen a otros ancestrales y subvierten todo aquello que la cultura y el humanismo nos legaron en centurias de razón y estudio, transitadas por rostros embozados por la obligación de ocultar la supuesta provocación, sólo vista en mentes medievales encadenadas de supinos prejuicios, de los libérrimos labios, de la sensualidad de la clara mirada y del cabello flotando al viento.

Ya no reconozco las calles.
Mis calles.
Porque otros, muchos, demasiados, trabajan para facer unas Españas extrañas, lejanas y ausentes arrancando sus raíces.

Ya no reconozco las calles porque no son mis calles.
Son sus calles.

 

 

-Seleccionado en el Concurso Relatos de Suspense o Terror Letras con Arte, septiembre de 2017

LUCES

Hacía días que a la inconcreta penumbra invernal del atardecer, y a través de la neblina constante que emanaba de las aguas del río, el barquero veía huidizas luces que, surgiendo del cementerio que yacía en la ladera del cercano cerro, se perdían veloces hacia el caserío del pueblo. Los pasajeros interrogados aseguraban no ver nada, aunque los perros que les acompañaban se agitaban nerviosos y emitían lastimeros gruñidos.
Un día, un viejo ermitaño que regresaba a su humilde morada excavada en la roca de la falda de la montaña, sí dijo ver las luces y afirmó que eran almas condenadas comisionadas por Lucifer para llevarse otras al infierno.
Cuando el barquero remaba en la oscuridad hacia la ribera opuesta, donde estaba su casa, vio como una de las luces impactaba sobre ella y, como si atravesara el techo, se perdía en su interior.
Saltó al pequeño muelle y, mientras amarraba la barca, pensó: “Nada debo temer, soy un buen cristiano, si algo me sucediese es que no hay justicia en este mundo”. Al entrar, con rojas letras de sangre, pudo leer en la pared: “No la hay”.

 

-Publicación del poema “El libro de tus ojos” en el libro Poemas para la hora del té, de Editorial Mis Escritos, Buenos Aires (Argentina), febrero 2017. ISBN – 978-987-4004-36-9.

EL LIBRO DE TUS OJOS
Me miras con cadenciosa fijeza,
y tus ojos se me presentan
como cristalinas fuentes
que reflejan tus sentimientos
como manantiales de sinceridad,
como precisas saetas del querer,
y yo he aprendido a leer en ellos
todo lo que tu alma siente,
los momentos de dicha y pasión
y los castigos del sufrimiento,
la rebosante alegría de un encuentro
y la desazón de una despedida,
el gran amor que me regalas
y los ardientes anhelos
que viven en lo más profundo
del universo de tus pensamientos,
en la más amorosa y honda expresión
de los luceros de tu cara.

Con el limpio ámbar de tu mirada
me has escrito telegramas de tentación,
cartas de cariño y dulces promesas,
libros de besos y caricias,
enciclopedias de deseo,
pero sobre todo,
maravillosos poemas de amor.

-Publicación de “La ruta de la madrugada” en la antología “Cuentos para leer en el jardín, Editorial Mis Escritos, Buenos Aires (Argentina), febrero 2017. ISBN 978-987-4004-34-5.

LA RUTA DE LA MADRUGADA
Hoy he recorrido de nuevo la ruta canalla de la madrugada, esa imperceptible línea que une, más que separa, el mundo decadente de la noche rendido de alcohol, drogas y sexo, del universo del amanecer al nuevo día, pletórico de propósitos nuevos. La misma en la que hace cuarenta años se servía chocolate con churros y copas de aguardiente, chinchón seco y orujo a las cinco de la madrugada, con las putas en retirada, el obrero madrugador, los borrachos de guardia y algún atento policía de la Social al otro lado de la barra. La misma en la que hoy se beben cubalibres de ron, whisky y gin-tonic, se esnifan rayas de farlopa en algún espejo de azogue tuberculoso, se comen pastillas de éxtasis o se reciben mazazos de “cristal” en el aseo, variaciones todas sobre el mismo tema metanfetamínico, y de paso se come alguna porra con chocolate o con leche.
En esa ambigua hora en la que se reúnen forzosamente los trasnochadores y los madrugadores, todos forzados de la vida, el tiempo se hiela en el éter cargado de humo, y las contradicciones, los fracasos, las falsas esperanzas y las mentiras piadosas te asaltan y, con sus afilados colmillos de traición y deslealtad, te desgarran el corazón, otrora ingenuo, y te despiertan a la verdad de la vida, a la inutilidad del amor desprendido y desinteresado, a la mierdosa realidad emponzoñada de derrotadas ilusiones y de amores imposibles.
“¿Qué vas a tomar?”, me pregunta la morena con el sueño pegado a sus grandes ojos marrones, “no tengo todo el día para ti”, me insiste displicente y decidida a pesar de su juventud. Sin duda ya es una veterana en la brega con los desesperados de la amanecida.
“Vodka, sólo vodka con mucho hielo”, respondo saliendo del ensimismamiento en el que me encontraba.
Me sirve desganada y rápida a un tiempo, con una diligente y aprendida rutina, y se larga ágil al otro extremo de la barra, donde un grupo de polacos le pide que deje la botella completa para ellos. Les mira desafiante y exige que paguen antes, se conoce el episodio de coge la botella y corre. Un papel de 50 cae sobre el mostrador y ella, perdonando la vida con la mirada, suelta la prenda con cuatro vasos y les ignora para el resto de la eternidad con el billete a buen recaudo. Le hago una indicación para que llene de nuevo mi vaso y desvirga con precisión otra botella de Absolut. Me lo llena y me mira a los ojos. Veo cansancio, hastío y desasosiego en su mirada, pero, de pronto, algo se ilumina en ella y me sonríe desde el fondo de su alma, levemente, con un casi imperceptible brillo que sólo yo aprecio. Aquellos ojos, aquella criatura que se convirtió en divina durante unos segundos, se merece un mejor destino en la madrugada, un despertar entre sábanas de seda, mimos, cariño y caricias.
Apuro la segunda copa de un trago, directa al coleto, y miro de nuevo a la criatura angelical disfrazada de adusta y fría muñeca. Qué difícil debe ser conquistar su corazón, qué difícil hacerle comprender el amor verdadero. A pesar de todo salgo del bar pensando que debo tomar más copas de vodka allí, otros días, infinitos días, hasta beberme todos los campos de centeno de Suecia en otras tantas madrugadas si es preciso, para ver de nuevo aquellos ojos y llevarme a su dueña a los iluminados terrenos de la felicidad.

2.016

-Seleccionado en el Certamen “El Búnker Z” de Diversidad Literaria
Publicado el relato “El búnker” en la antología “El Búnker Z” de dicho certamen. Editorial Diversidad Literaria. Madrid, marzo 2016.

-Seleccionado en el X Premio Orola con el poema “El idioma del arrabal”. Publicación del mismo en la Antología del X Premio Orola “Facer Españas”. Ediciones Orola, S.L. Madrid. ISBN:978-84-938955-6-3.

EL IDIOMA DEL ARRABAL

Las gotas de lluvia se precipitan
contra los cristales
en bucles de viento y negrura.
Son agitadas pupilas de dulzura
que tornan en irisadas luces
la madrugada azabache y abisal.

En las rúas de extrarradio y dolor
los arbustos de descuidadas esquinas,
las enredaderas de terrazas enjutas,
los hierbajos de abandonados solares,
beben del mismo maná acuoso
que alimenta a la flor pura
inquilina de barrios altos, esbelto talle,
pálido color, afilada púa,
y a la salvaje flor de arrabal
que se desmelena,
desvergonzada y lenguaraz,
en su humilde feudo de callejón.

Al amanecer,
cuando el agua se pone el manto blanco
y las gotas descienden abrigadas de armiño,
todo se cubre de inmaculado paño,
toda la ciudad es un espejismo
de risas y carreras, de alegría
en los rostros de los niños
que, como jugando, se olvidan de la barrera invisible
que divide los barrios sólo hermanados por los designios
del idioma utilizado para facer las Españas.

publico

Presentación de Antología “Facer Españas”. Centro Cultural El Águila. Madrid, 4 noviembre 2016

 

-Seleccionado en el Concurso de Vivencia de Letras con Arte con el relato “Olivetti Lettera 32”. Publicación del mismo en la Antología Vivencias. Editorial Letras con Arte. Argentina. Noviembre.

OLIVETTI LETTERA 32

 Con la llegada del verano el barrio se iluminaba con un sol renovado que, a lomos de revoltosos rayos juveniles, se colaba entre los edificios y alcanzaba recónditos lugares que no podía visitar en invierno. Al igual que la luz de junio, olvidadas las clases hasta septiembre, yo callejeaba libérrimo. Una vez más, enésima ocasión repetida, me detuve ante el escaparate donde se mostraba una colección de máquinas de escribir. En ellas veía poderosas herramientas de evasión, instrumentos taumatúrgicos para viajar lejos de la nada mágica realidad del barrio, por eso esperaba que aquel año, en premio por mis buenas notas, me regalasen una.

Un día, al volver a casa, la máquina estaba sobre mi mesa. Era de un azul celeste en el que se intuían firmamentos estrellados en serenas noches de deseo y placer, que presagiaba el nacimiento del arco iris del amor, de auroras boreales de esperanza y de luminosos celajes de pasión dibujados por algodonosas, por huidizas nubes de armiño.

Ávidos de papel, sedientos de tinta, trotando por las montañas de mi imaginación, los sueños, como duendes emergidos de las tumbas de nuestros antepasados, como almas exhaladas por el hálito de mil generaciones, se sustanciaron a través de mis dedos golpeando teclas, proyectando tipos que imprimían en una hoja inmaculada, al modo de descargas de adrenalina electro-cerebrales, leyendas antiguas de telúricas tradiciones, o historias horrendas de miedo y pánico, o acarameladas cartas de enamoramiento, o memorias de yertos olvidos, o cuentos de bellas princesas que nos salvan del infierno del destino al borde de una barra de bar al final de la madrugada.

Hoy todos mis escritos son nuevos mundos oníricos donde, al igual que en mil tierras de aquende y allende los mares, perpetua se asienta mi patria, vuestra patria, la eterna patria de la lengua.

 

2.015
-Publicación del microrrelato “Sombras” en el libro “Inspiraciones Nocturnas” de la Editorial Diversidad Literaria. Enero 2015, Madrid.
-Seleccionado en el IX Premio Orola con el relato “Ingenio de Castilla”. Publicación del mismo relato en la Antología del IX Premio Orola “Facer Españas”. Ediciones Orola, S.L. Madrid.  ISBN:978-84-938955-4-9

INGENIO DE CASTILLA

A la vecindad del Henares bajaron las invernales brumas. Entre acuosos algodones, las esbeltas figuras de árboles centenarios parecen emanar efluvios de la dormida tierra. Cerca, las torres complutenses se yerguen poderosas como fanales del tiempo. A su regazo se acogen los desvaídos rodales de neblina, y el éter, teñido de agua y cielo, borda aureolas de blanca pureza sobre el caserío dormido, sobre las cimeras espadañas de arrugadas sienes pétreas, sobre las plazas que se desperezan ávidas del día y de sus gentes. Duerme aún la milenaria Iplacea, duerme aún la vetusta Compluto, duerme aún la medieval Santiuste germinada en martirial sangre inocente, duerme aún la renacentista Alcalá velando sus armas y sus letras, afilando el adusto ingenio de Castilla. Todas y una esperan que un clarín las despierte para afirmar el espíritu y recorrer un nuevo tramo, espeso, tal vez duro, serio y esforzado, asentado en la patria de la lengua, del camino del mañana hispano.

Forjado en sol, un repique de campanas orla, hasta el horizonte, el silencio de la aurora de España, hacedora de encuentros. Una salmodia de rezos borda el vacío de los claustros. La sirena de la fábrica hiende las primeras luces del arrabal compitiendo con el cornetín de órdenes, que riza la diana, como un agudo estilete, en torno al céfiro de la mañana que acaricia los barrios ungidos con la honra del sudor. Como blancas palomas de vuelo etéreo, las estudiantiles risas se enredan con el viento y se esfuman juguetonas para transformarse en las aulas en alma del futuro.

Huye la soledad, y un torrente de vida inunda las rúas para de nuevo “facer Españas” mientras la ciudad deja morir dulcemente en su boca el amanecer.

 

2.014
-Seleccionado en el VIII Premio Orola con el relato “La Bacía”. Publicación del mismo relato en la Antología del VIII Premio Orola “Facer Españas”. Ediciones Orola, S.L. Madrid. Octubre. ISBN-978-84-938955-3-2

LA BACÍA

– ¿Le rapo a vuesa merced las barbas? – le dijo alzando la bacía.

El caballero montaba alfana, calzaba bruñidas espuelas, lucía luengas barbas y se tocaba con chambergo ornado con una larga pluma colorada. Recorría el mercado como quien revista a su tercio antes de combatir, y las mozas le miraban curiosas rebujándose para murmurar sin ser vistas. Se detuvo, se mesó los largos bigotes y miró con displicencia al barbero.

– Aún no ha nacido el ferrero que bata el metal de la bacía con la que un barbero remoje las barbas a este fijodalgo y cristiano viejo – habló como quien lanza un desafío –. Que son seña de señorío y jamás vieron a su dueño usar las manos para trabajar.

– Advierto a vuesa merced que esta bacía tocó la cabeza de otro fijodalgo que desfacía entuertos y socorría a los menesterosos como si de caballero andante se tratase – respondió muy digno el barbero.

– Si la usó como tocado, a fe mía que ese caballero debía tener perdido el juicio y nadie atendería a sus razones.

– Yo le escuché una que hace al caso, y es que con cualquier trabajo se facen grandes las Españas.

– ¡Jamás se habrá pronunciado tamaño desatino a uno y otro lado de la mar océana! – exclamó enojado el caballero.

– Puede vuesa merced pensar lo que quisiese, pero parecíanme los dichos de aquel caballero andante atinados consejos, y los de vuesa merced desatinadas consejas.

El caballero tentó la espada, fijó sus ojos en los del barbero, que le mantuvo la mirada mientras sostenía la bacía en una mano y la navaja en la otra, fuese, y no hubo nada.

ooooOOoooo

 -Seleccionado en el I Concurso de Relato Corto Policíaco con el relato “El Negocio” y publicación del mismo en el libro “Antología I Concurso de Relato Corto Policíaco”, Letras con Arte, Argentina.

-Seleccionado en el II Concurso de Poesía “Alma de Poeta” con el poema “La Ruina” y publicación de la misma en el libro “Antología II Concurso de Poesía “Alma de Poeta”, Letras con Arte, Argentina.

-Finalista en el Concurso Poesía Artgerust de Homenaje a Pablo Neruda con el poema “El azabache se marchita al amanecer”, y publicación en el libro Homenaje a Pablo Neruda, editorial Artgerust, Madrid.


2.013

-Participación en la Antología Internacional “Poesía, Cuentos y Vos 2013” – Pasión de Escritores, ISBN-978-987-1872-20-6, Argentina.

-Seleccionado en el VII Premio Orola con el relato “Nieblas y Soles”. Publicación del mismo relato en la Antología del VII Premio Orola de Vivencias “150 autores 150 vivencias”, Ediciones Orola, S.L. Madrid. – ISBN – 978-84-938955-2-5.

2.012

-Seleccionado en el VI Premio Orola con el relato “Imposturas”. Publicación del mismo relato en la Antología del VI Premio Orola de Vivencias “150 autores 150 vivencias”, Ediciones Orola, S.L. Madrid – ISBN 978-84-938955-1-8

2.011

-Finalista en el V Certamen de Relato Breve de Renfe, 5 de mayo, con el relato “El tren de la vida”.

-Seleccionado en el V Premio Orola con el relato “El Viaje”. Publicación del mismo relato en la Antología del V Premio Orola de Vivencias “150 autores 150 Vivencias”, Ediciones Orola, S.L. Madrid- ISBN 978-84-938955-0-1

2.010

-Finalista en el XVIII Concurso Literario de San Martín de Valdeiglesias con el relato “La flor del carbón”.

-Seleccionado en el IV Premio Orola de Vivencias con el relato “Adiós a un Soldado”. Publicación del mismo relato en la página web Orola.es el 6 de julio y en la Antología del IV Premio Orola de Vivencias “150 Autores 150 Vivencias”, Ediciones Orola, S.L. Madrid – ISBN 978-84-923380-8-5

ADIÓS A UN SOLDADO

Nunca me han gustado las despedidas. En esas circunstancias las palabras se enredan con los sentimientos y se agolpan en el pecho, todo él un revoltijo de dudas, presagios y ahogos. Sólo un fuerte abrazo deshace el nudo de la angustia. Así fue aquella tarde, cuando el ocaso se adueñaba de un poniente orlado de nubes enrojecidas y, tras estrecharlo contra nuestros pechos, Astur nos dijo adiós alzando el brazo en señal de despedida: “Todo irá bien, os llamaré desde Herat”.

Una franca sonrisa se adueñó de su faz iluminada de valentía, arrojo y determinación. Era un rostro curtido por un viento secular preñado de gloria, esculpido por la arrogancia del frío septentrión y por la soberana herencia de los Tercios Viejos.

Cuando el avión partió hacia un ya ennegrecido oriente, el dolor y el miedo irisaron las lágrimas que humedecían las mejillas de su madre. De súbito, una paloma aterrorizada voló, buscando la salida hacia la noche, en la acristalada bóveda de la terminal.

2.009

-Seleccionado en el III Premio Orola de Vivencias, en mayo de 2.009, con el relato titulado “Dalí en el Guggenheim”. Publicación del mismo relato en la Antología del III Premio Orola de Vivencias “150 Autores 150 Vivencias”, Ediciones Orola, S.L., Madrid – ISBN 978-84-923380-7-8.

2.008

– Seleccionado en el II Premio Orola de Vivencias, en mayo de 2.008, con el relato titulado “La lluvia y la vida”. Publicación del mismo relato en la Antología del II Premio Orola de Vivencias “150 Autores 150 Vivencias”, Ediciones Orola, S.L., Madrid – ISBN 978-84-923380-6-1.

2.007

– Finalista del concurso de relatos con motivo de la Expoeros 2.007 (9 y 10 de noviembre) de Zaragoza. Su relato “Durmientes” fue uno de los 10 relatos más votados entre los lectores de la página web en las semanas del 15 al 23 de junio, 7 al 14 de julio, y 14 al 21 de julio.

– Finalista en el II Premio Literario de Relatos Breves “Revista Digital I.E.S. Ventura Morón”, con la obra “El Reencuentro”, bajo el pseudónimo de Aidé Corraones. Publicación del mismo relato en un libro recopilatorio del II Certamen de narrativa Breve del IES Ventura Morón., editorial Publicatuslibros.com, Jaén 2.007.

2.006

– Seleccionado en el “I Certamen de relatos Ábaco”, y publicación de “La Máquina” en el libro “Te lo cuento” (ISBN 84-935082-2-5) de la misma editorial, en el mes de junio.

2.003

– Publicación en el Diario de Alcalá del relato “Renaceres”, 12 de
agosto.

2.002

– Primer Premio de Microrrelatos   Cómicos   del   Diario   de   Alcalá (Alcalá de Henares), publicación del relato ganador los días 17 de agosto y 5 de septiembre de 2.002.

3

1

1.999

– Participación en el IV Certamen de Relatos Vecinales Complutenses con ocasión de la declaración por la UNESCO de Alcalá de Henares como ciudad Patrimonio de la Humanidad, siendo designado finalista.

1.997

– Participación en el III Certamen de Relatos Vecinales Complutenses con motivo del   450 aniversario del bautismo de Miguel de Cervantes, resultando finalista.

1.995

– Finalista del I Certamen de Relatos Vecinales Complutenses, 31 de Marzo, Federación Comarcal de Asociaciones de Vecinos de Alcalá de Henares.

1995.- Finalista I Certamen Relatos Vecinales

1.994

– Colaboración en la revista “Fenares” (número de Abril), de Alcalá de Henares.

– Finalista en el I Certamen de Relato Corto de la Federación Comarcal de Asociaciones de Vecinos de Alcalá de Henares.

1994.- Finalista Relato Corto AA.VV.

1.993

– Primer y Segundo Premio (modalidad de prosa) del IV Certamen “José Chacón”  (Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares).

1993-entrega-de-premios-del-iv-certamen-jose-chacon-alcala-entrega-el-alcalde-jose-irastorza-2

1993.- 2º Premio IV Certamen José Chacón

1993.- 1º Premio IV Certamen José Chacón

1.982

– Colaboración en el libro “Homenaje a Miguel Hernández”, editado por la Agrupación Hispánica de Escritores. Mataró.

Anuncios

2 respuestas a

  1. Hola, he querido seguirte, pero no se puede. lo intentaré después.
    Abrazo de luz.

    Me gusta

  2. rexval dijo:

    Excelentes prosa y poemas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s